Colombia es después de Siria país con mayor números de desplazados por violencia.